El folículo piloso es el encargado de dar crecimiento al cabello. Para que éste funcione correctamente y produzca un cabello sano, necesita los nutrientes correctos que puedes obtener de una dieta balanceada.

Pequeños cambios en tu dieta pueden transformar saludablemente tu cabello; debes ser constante ya que los resultados empiezan a verse hasta después de unos meses. Los alimentos ricos en omega 3 aportan un notable brillo al cabello. Incorpora en tu dieta alimentos ricos en este ácido graso, tales como: salmón, sardinas, semillas de chía, almendras, aguacate y semillas de linaza.